4 3 2 1, de Paul Auster

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

El regreso de un autor de culto como es Paul Auster, siempre despierta enormes espectativas en los aficionados más exigentes de la literatura a nivel mundial. El singular título hace referencia a las cuatro posibles vidas que pudo haber transitado el personaje de la novela. Y claro, para tanta vida posible hacen falta unas cuantas páginas, 960 para ser exactos…

En este libro 4 3 2 1, el genial autor se prodiga en su inigualable estética plagada de metáforas de lo cotidiano, capaces de elevar lo rutinario para trasladarlo a los infiernos al instante siguiente. A mi entender es un autor distinto, tal vez no del todo convencional, pero si eres capaz de introducirte en su longitud de onda, disfrutas como un enano.

Lo de la narración generacional a través de sus personajes es algo ya visto en alguna de sus obras anteriore, aunque el planteamiento en esta ocasión dista bastante. En este caso, el recurso del coming of age que suele usarse para conducirnos en la evolución temporal de un personaje se fragmenta en diferentes planos, con todos esos posibles que las decisiones vitales pueden ofrecer. No me atrevo a decir que con ello ronde la fantasía, siendo Auster un escritor realista 100%. Pero sí, al menos, se mueve en un imaginativo mundo sobre la existencia, las alternativas, el destino y todo lo que termina por conformar nuestro presente u otro presente que consideramos pudimos haber rozado.

La historia parte desde Newark, Nueva Jersey, esa sombra de Manhattan cuyos 8 kilómetros de distancia parecen un abismo. De ahí es Archibald Isaac Ferguson, el protagonista de la novela, un afortunado protagonista que nace el 3 de marzo de 1947 y que dispone de 4 planos en los que ir desarrollando su vida. Las opciones se multiplican conforme Archibald va creciendo, y solo el amor por Amy Scheniderman se repite en todos los planos, aunque bajo diferentes condicionantes.

Sin embargo, ni el chico de los Ferguson 1, ni el 2 ni el 3 ni el 4 puede escapar de un mismo desenlace para su historia, y sobre eso el lector va siendo plenamente consciente conforme avanza la lectura.

Una historia ante la que quitarse el sombrero, por su magistral conducción y por esa especie de escenografía cambiante por donde va pasando un mismo personaje central, diferente a cada nuevo instante. Paul Auster es ese escritor capaz de presentarnos sus historias como un teatro por donde transcurre la vida de sus personajes, un escenario al que casi podemos subir para transmutarnos conforme leemos y leemos.

Ya puedes reservar el libro 4321, la última novela de Paul Auster, aquí: