La casa del compás de oro, de Begoña Valero

4.67 avg. rating (92% score) - 3 votes

En un principio no sabemos si Christophe ama tanto los libros o si el verdadero motivo para sus frecuentes visitas al taller del impresor François Goulart es la presencia de Marie, la hija del impresor. El libro La casa del compás de oro nace pues como una doble historia de amor en ciernes.

Corre el año 1532 en la ciudad de Lyon. Una especie de imprimatur o autorización eclesiástica católica para la impresión de un libro sigue siendo una norma de debido cumplimiento y de consecuencias fatales en el caso de siquiera tener previsto un libro al que no se le pueda dar el nihil obstat (nada que oponer).

De manera inconsciente, un mal día Christophe revela un clérigo lo descubierto en una lectura indebida, inapropiada a todas luces de la iglesia, completamente amoral. Aquel hecho acarrea consecuencias nefastas para el taller de impresión y para su afición a los libros paralela a su afición a las miradas cómplices de Marie, que prometían el aprendizaje de un libro de la vida siempre deseado.

El inesperado y cruel fin del taller marca a Christophe para siempre. Pero él ya ha asumido su culpa y su deber, y se moverá por toda Europa, buscando siempre los espacios donde nacían los libros. Un estilo de vida que le supondrá miseria y pobreza, pero donde aprendará y se ilustrará entre páginas y páginas de libros escritos por mentes preclaras de la época.

El precio de su culpa quedará saldada un buen día, cuando encuentre su destacado lugar como defensor de los libros y se convierta en el paladín de la literatura y de la ciencia, de la historia y del alma de los hombres. Las plumas que se ocuparon en atestiguarlo todo encontrarán en Christophe su más firme defensor.

Una historia magníficamente narrada que acopia grandes dosis de aventura, relatadas con elegancia y precisión.

Ya puedes comprar La casa del compás de oro, la última novela de Begoña Valero, aquí: