Las defensas, de Gabi Martínez

4.00 avg. rating (84% score) - 1 vote

En lo primero que pensé con este libro fue en la película Shutter Island, con Di Caprio como un enfermo mental que se esconde en su locura para no afrontar la cruel realidad personal y familiar que lo rodea.

Y me acordé de esta novela por ese mismo punto de absoluta consciencia sobre la enfermedad mental propia. Camilo es un neurólogo que ha entrado en barrena. Se sabe desorientado, desubicado, desdoblado hasta sabe Dios cuantos pliegues de su personalidad.

Puede ser más o menos fácil preparar un diagnóstico y asociar una medicación en psiquiatría, pero ¿qué ocurre cuando el paciente es el propio doctor?
Medice cura te ipsum. Cúrate a ti mismo, dictor, reza la sentencia latina. Y ese es el leivmotiv de esta novela con grandes tintes de realidad gracias a su referente real.

En este libro Las Defensas se nos presenta el escenario desgarrador de la persona desequilibrada, en tránsito entre la realidad y la dolorosa fantasía de la locura. Camilo era un prestigioso médico neurólogo. Hasta que un día sufrió un brote e incluso empleó violencia con su familia. El problema es que el diagnóstico oficial poco tenía que ver con la realidad de su caso.

Su ingreso fue el comienzo de su propia terapia, que no se orientaba hacia los dictámenes médicos oficiales. Superar la locura y luchar contra todo diagnóstico externo, Una ardua tarea a la que Camilo se entrega por el tortuoso camino de la recuperación.

Pero el libro no solo habla de Camilo, sino también de sus circunstancias como profesional de la medicina. La novela se embarca en una presentación del sistema sanitario español, tan valorado y a su vez tan corporativista y cerrado en demasiadas ocasiones.

Y el médico puede curarse a sí mismo, como apunta la trascedente frase latina. Y esta historia nos enseña cómo. El reflejo real de esta novela es el caso del neurólogo Domigo Escudero.

Ya puedes comprar la novela Las Defensas, el último libro de Gabi Martínez, aquí: