Parte de la felicidad que traes, de Joan Cañete Bayle

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

Resulta perverso conocerse en según qué circunstancias. Es probable que a partir del nefasto momento en el que conoces a alguien en una circunstancia adversa, cada vez que veas su cara, revivas el calvario que te unió a él/ella.

Pero a su vez hay algo de humanidad esencial en la tragedia, de unión frente a un enemigo común al que no resulta nada fácil vencer. La UCI se convierte en un espacio de convivencia para cuatro madres enfrentadas con ese enemigo inesperado, con ese mal de diversas representaciones que se ha adentrado en la parcela más querida de sus vidas, sus hijos.

En esos momentos inesperadamente compartidos, entre emociones tangibles que constriñen la repiración desde lo más profundo del alma, entre sensaciones contradictorias nacidas del miedo y la desesperación, afloran instantes entre lo profundamente trágico y lo terapéutico, para las protagonistas y para el lector.

La rutina pasa a ser un recuerdo feliz, lo normal se convierte en una excepcional ficción de lo que pudo haber sido. El amor adquiere la fuerza de la ausencia con su imperiosa necesidad física. Todo se desborda. Las cuatro mujeres atraviesan juntas la soledad, cuatro madres cuyas soledades las hacen cómplices en el infortunio. Llorarán juntas, maldecirán al destino, enfrentarán sus emociones desvocadas…

Pero con el control de los acontecimientos absolutamente perdido, puede incluso llegar un momento de reconciliación con la vida. Carmen, una de las madres, dispone de una oportunidad para revertir los acontecimientos. Su hija fue atropellada y deambula entre las dos orillas, sin embargo su intervención como madre puede ser fundamental para que ella no se vaya…

Me chocó de este libro su particular cita, traída de un contexto tan lejano como apropiado para esos momentos de irrealidad absoluta. La ficción es el espacio donde acomodamos la realidad que nos toca vivir. El autor trae esta cita del libro Drácula: “Bienvenido a mi morada. Entre libremente, por su propia voluntad, y deje parte de la felicidad que trae”. En la UCI de cualquier hospital siempre abandonas esa parte de tí que fue feliz, con carácter momentáneo o a efectos completos.

Ya puedes comprar el libro Parte de la felicidad que traes, la última novela de Joan Cañete Bayle, aquí: