Los besos en el pan, de Almudena Grandes

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

La crisis económica y la innegable crisis paralela de valores ya de por sí es una historia coral. Un microcosmos de voces acalladas entre frías estadísticas. Datos y más datos cocinados convenientemiente para vanagloria de los intereses económicos y de sus palmeros políticos de toda índole.

Los besos en el pan se convierte en una hermosa compilación de vidas de esa misma naturaleza coral de este siglo XXI. Y digo hermosa compilación, porque en esencia esta obra destaca por la humanidad con la que Almudena Grandes es capaz de dotar a tantos personajes protagonistas. Una humanidad que se ha perdido entre tantas bestias racionales que copan las altas esferas de cualquier poder.

La literatura es una altavoz que puede conmover y que consigue devolver algo de humanidad entre tanta postverdad, tanto eufemismo y tanto cinismo de los que nos dirigen. Recientemente he leído que se pretende eliminar la asignatura de Literatura Universal. Debe ser mejor así para continuar la cadena hacia la alienación.

Mientras podamos disfrutar de buenos escritores quedará algo de esperanza (piratería mediante. Todo son buenas noticias, como ves). Porque en novelas como esta aprendemos a sentir lo que nos enseñan a olvidar. La empatía es un valor en recesión, una participación afectiva a extirpar de nuestras almas (tal vez cobren por ella a quien pretenda conservarla).

Un barrio de clase media es el microcosmos en cuestión por donde se va deslizando esta historia. Una trama que se va moviendo entre escenarios cuyo decorado se viste siempre de vitalismo frente a la adversidad, de esperanza entre la desesperación. Existencias frágiles en un entorno hostil que capean como pueden unas circunstancias desafortunadas en la mayoría de los casos, donde solo los gestos, los detalles encuentran un lado amable de la vida.

¿Quién sabe?. Tal vez los personajes de esta historia sean afortunados en un sentido más profundo. Afortunados por poder conocer los aspectos más auténticos de la vida, desintegrados en otras esferas más altas. Solo la gente que conserva su humanidad puede seguir siendo solidaria y seguir amando, precisamente porque valoran más lo humano, ya que conocen de primera mano la amargura, la soledad y el infortunio.

Ya puedes comprar Los besos en el pan, la última novela de Almudena Grandes, aquí:

1 Trackback / Pingback

  1. Los pacientes del doctor García, de Almudena Grandes

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*