La biblioteca de los libros rechazados. de David Foenkinos

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

No pocas veces escuchamos decir que los escritores escriben, sobre todo, para sí mismos. Y seguro que hay parte de razón en esa aseveración. No podría ser de otra forma para un trabajo, una dedicación, que conlleva horas de soledad y tiempos muertos en la realidad circundante, cuando el autor se ausenta para plantear una y cien veces los escenarios que componen una novela.

Pero… ¿no sería más oportuno decir que un autor escribe, sobre todo, para sí mismo, si ese escritor fuera capaz de escribir una obra maestra y mantenerla oculta al gran público?

Este libro La biblioteca de los libros rechazados plantea esa situación, nos aleja del ego finalista del autor que pretende ser leído, para poder albergar esa romántica idea del escritor que escribe para sí mismo, única y exclusivamente.

La novela nos habla de Henri Pick, quien a la luz de su obra inédita Las últimas horas de una historia de amor, pudo haber sido un gran autor de su tiempo. Sin embargo nunca nadie supo de su afición por la escritura, ni tan siquiera su viuda.

La historia transcurre en Crozon, una remota población francesa, de poco más de 7.000 habitantes, cuya ubicación geográfica armoniza con esa idea del autor apartado de los grandes espacios culturales de reconocimiento y gloria.

En esa localidad, un bibliotecario acopia obras inéditas, entre la que está la novela de Pick. Cuando una joven editora la descubre y la relanza al mundo, su calidad y sus particulares circunstancias la convierten en un bestseller.

Pero la semilla de la duda siempre aparece. ¿Puede ser que todo sea una estrategia comercial? ¿Es cierto todo lo que se presenta en torno a la obra y su autor? El lector se moverá por esos derroteros imprevisibles, entre el escepticismo y la confianza en que pudo haber existido Henri Pick, tal y como el mundo lo ha pasado a conocer.

Ya puedes comprar el libro La biblioteca de los libros olvidades, la novela de David Foenkinos, aquí:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*