El libro de los espejos, de E. O. Chirovici

4.25 avg. rating (85% score) - 4 votes

Todo lo que sean misteriosas historias sobre la identidad personal me atrae con sumo gusto. Esa especie de juego entre lo que un personaje parece ser y lo que acaba siendo, o sobre la perspectiva distorsionada de su pasado o de su presente tiene un punto de thriller psicológico insuperable, si se sabe narrar con el gancho suficiente, por supuesto.

El libro de los espejos es un título perfectamente adaptado a la historia, una breve sinopsis que ya anticipa ese juego de espejos donde el reflejo es engañoso, donde el protagonista de la historia busca una identidad confusa, al estilo de los espejos cóncavos de Valle Inclán.

El rompecabezas de la trama se inicia ya en las primera página cuando Peter Katz se decide a leer un manuscrito, una tarea habitual como agente literario. La obra también se llama El libro de los espejos y en su desarrollo Peter conoce la historia de Richard Flynn, el propio contacto que le mandó la obra por mail.

Desde ese momento en el que nosotros mismos nos sumergimos en la lectura del manuscrito, nos transformamos en Peter y conocemos la singular historia de Richard Flynn, un joven estudiante allá por los años 80 que estableció relación con el psicoanalista Joseph Wieder.

La vida de Richard Flynn giró bruscamente tras un dramático suceso que transformó su vida. En ese momento es cuando se decide a someterse a una terapia del reputado psicoanalista. Y todo lo que sucede dese ese momento se convierte en una miscelánea de dudas. La realidad narrada hasta ese momento se torna brumosa, ambigua, los personajes que acompañan la vida relatada de Richard parecen desdibujar su identidad.

Pero cuando la narración de los hechos aportados en el manuscrito van alcanzando su parte más trascendental, la historia se cierra sin visos de conclusión…

Peter se siente atrapado por la duda. Tiene el contacto de Richard Flynn, su dirección y teléfono, pero nadie responde. Es entonces cuando decide lanzarse a por respuestas por cualquier lado, forzando el contacto con esas personas citadas por el autor.

Y como lector, el rompecabezas te mantiene en vilo. La necesidad de cribar lo cierto de lo irreal te conduce a una lectura trepidante, inquieta, apasionante. Tan sólo tienes una duda conforme pasas páginas… ¿podrá cerrarse esta historia con una resolución a la altura del envolvente nudo?

Te aseguro que sí, el final produce un singular efecto encaje, en el que lo leído vuelve a ocupar el sitio de la particularidad realidad en el caso de Richard Flynn.

Ya puedes comprar El libro de los espejos, la última novela de E. O. Chirovici, aquí:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*