Si los gatos desaparcieran del mundo, de Genki Kawamura

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

Los momentos especialmente traumáticos son un poco así. La sensación de irrealidad provoca una especie de desdoblamiento. Una exposición frente al espejo roto de la realidad. Es fácil de entender, entonces, la fantasía en la que nos adentra este libro Si los gatos desaparecieran del mundo.

Puede que no ocurra de repente, sino que el desdoblamiento aparezca de manera inesperada horas o días después del trascendental instante del cambio vital. Por eso, cuando el joven cartero regresa a casa con la fatídica noticia de su tumor cerebral de imposible cura, la realidad empieza a trastocarse por completo.

Ahí, en su casa, el cartero se encuentra con un reflejo de sí mismo. Un yo que lo observa con altanería, como venido de otro mundo, de otro plano. Su reflejo le expone abiertamente su cercana muerte, pero la posibilidad de ganar un día de vida a cambio de hacer desaparecer algo de la faz de la Tierra.

El cartero decide que el mundo podría seguir rotando sin teléfonos móviles, y después decide que el cine es algo absolutamente prescindible. y ¿qué decir de los relojes? para marcar el tiempo ya están la noche y el día. Así va capeando su infausto destino, ganando días de vida a cambio de elementos que podrán pasar a ser superfluos en su inexistencia.

Hasta que tiene que decidir si los gatos son seres sin los que el mundo estaría completo. Renunciar a una especie animal entera ya no parece un asunto tan trivial. ¿qué pasará cuando desaparezcan los gatos? y lo que es más importante ¿tiene derecho a anteponer su vida a la creación de toda una especie?

Los aspectos más personales de un personaje abocado hacia la muerte se entrelazan con aspectos más generales sobre nuestra civilización consumista. La fantasía se convierte en una herramienta para sopesar, pasa considerar todo un estilo de vida de las sociedades modernas.

Sí, sí, pero ¿qué? ¿qué pasa con los gatos? Todo lo prescindible hasta ese momento, con cuya desaparición ha ganado un día de vida, ha supuesto para él una evocación constante de su pasado, de su vida. Incluso la desaparición de cosas inanimadas como relojes o teléfonos ha supuesto para el joven cartero un punto crítico en lo personal. Todo lo perdido para siempre lo retrotrae a su pasado. A llamadas pendientes y tiempos de reloj perdidos en la incomprensión con la gente que más quería…

Mientras medita qué hacer con los gatos, el protagonista encuentra una carta de su madre, y en ella tal vez descubra el consuelo con el que afrontar todas sus decisiones, libres del ruido y la algarabía de sus confusos pensamientos.

Una interesante novela corta llena de una especie de fantasía existencial, con un cierto punto evocador a la novela La vida de Pi. O sea que ya sabes: lectura rápida y final sugerente, sorprendente.

Ya puedes comprar el libro Si los gatos desaparacieran del mundo, la novela del autor japonés Genki Kawamura, aquí:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*