La inesperada visita del señor P, de María Farrer

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

En ocasiones observo a mi hijo de cuatro años y me surge la típica pregunta de las parejas más inquisidoras, solo que en modo reflexivo: ¿Qué estará pensando? Y lo cierto es que, poniéndome en su pellejo, con la dificultad que nos supone a los adultos retomar esas edades de imaginación y desvarío, acabo respondiéndome yo solito: Cualquier cosa, estará pensando cualquier cosa.

En ese “cualquier cosa” entra de lleno el protagonista de esta historia. El señor P es un oso, un enorme amigo invisible al que Arthur dejó entrar un buen día en su casa para no separarse prácticamente nunca de él. Si Arthur fuera un niño real, no cabría la menor duda de que un día lo haría, se separaría del señor P y, probablemente, años después, sería incapaz de reconocerlo en su jaula del zoo.

Pero lo bueno de los libros es que sus personajes siempre están ahí reviviendo su historia para los ojos de cualquier lector, incluso para un mismo lector que relee.

En el caso de este libro La inesperada visita del señor P, conocer al pequeño Arthur, cuya alma se abre de par en par solo con su nuevo y desconcertante amigo resulta sumamente gratificante para un lector infantil, juvenil o para un adulto que acompañe en la lectura.

Arthur vive ese momento en el que el ego empieza a manifestarse con virulencia por todo su cuerpo, una reacción mitad neuronal mitad hormonal. Un proceso muy propio de los pequeños que empiezan a buscar su sitio. Quien hasta ese momento podía haber sido un alma gemela, su hermano Liam se convierte en ese pequeño “enemigo” con el que disputar siempre minucias con las que llamar la atención de los padres. Entonces es cuando Arthur siente esa habitual incomprensión de los niños que van, poco a poco, dejando de serlo.

¿Qué mejor solución que traer al mundo a un amigo imaginario? ¿Por qué no un oso? Perfecto, claro que sí. Un oso polar, bien grande, fuerte, capaz de compartir travesuras y de acompañar fascinantes momentos de descubrimiento, un amigo con el que hablar y con el que divertirse.

Sin duda este es un libro ideal para esos niños que van, poco a poco, dejando de serlo. Y precisamente en esa voluntad de crecer o en esa inercia del tiempo se está realmente disfrutando de los más brillantes, creativos y fascinantes momentos de la infancia.

Ya puedes comprar el libro La inesperada visita del señor P, la nueva novela de María Farrer, aquí:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*