Las sombras de Quirke, de Benjamin Black

5.00 avg. rating (97% score) - 3 votes

Quirke fue un personaje que pasó de las novelas de John Banville a la televisión de todo el Reino Unido. Un aplastante triunfo cuyo secreto es el respeto por la singular ambientación que este autor, bajo el seudónimo de Benjamin Black, viene ofreciendo a sus lectores desde hace años.

Toda novela negra necesita de un personaje funambulista que camina en la zozobra entre el bien y el mal. Quirke conoce el lado más sórdido de la sociedad, pero sabe que éste no es más que un reflejo de las más altas instancias, donde ciudadanos afamados y gloriosos descienden de vez en cuando a los infiernos para extender a placer todo el mal que gobierna sus almas.

En el caso del libro Las sombras de Quirke, todo parte de un aparente suicidio al volante de un coche. Un funcionario hastiado de la vida parece haber decidido quitarse de enmedio. Pero siempre queda algo mal cerrado en todo homicidio, como si Dios interviniese a cada momento para vengar la afrenta del hombre que mata a otro hombre, sobrepasando el poder del Creador para dar y quitar vida.

Tal vez me haya puesto demasiado rimbonbante… pero es que también la religión, o los que la gobiernan,  tiene aquí su papel estelar entre lo amoral y lo macabro.

Quirke cree moverse hacia la verdad, hasta que esa verdad empieza a salpicar a su entorno, hasta lo más hondo de su ser. Es entonces cuando todo estalla, y la resolución del caso puede convertirse en el más grave descubrimiento.

Ya puedes comprar el libro Las sombras de Quirke, la última novela de Benjamin Black, aquí:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*