Avión club, de Carlos Santos Gurriarán

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

El pasado reciente tiene la ventaja de que aún conserva muchos de los espacios entre los que transcurrieron sus escenas. En el peor de los casos, cuando estos lugares se pierden, siempre quedan las personas que ofrecen testimonios de lo que fué. Y si algunos de estos testimonios, guardados en la memoria de los habitantes vivos de ese pasado, acaban convirtiéndose en una novela, mejor que mejor.

Avión Club era un local de Madrid, referente de aquellos ochenta tan movidos en todos los sentidos. Una novela sobre los que se daban cita ahí acaba siendo una magnífica composición de lugar para enteder la revolución cultural a través de ese germen de las reuniones improvisadas más allá de las redes sociales de hoy.

Aspectos singulares sobre un arte en plena eclosión en cualquiera de sus manifestaciones, o sociales con el trasfondo político de una España que trataba de equipararse en desarrollo y mentalidad con el resto de Europa y que en ocasiones chocaba con aquellos reaccionarios que todavía divisan un panorama en blanco y negro.

Los ochenta y sus particularidades, el despertar de una sociedad aletargada y las encrucijadas que se abrían. Todo eso no transcurría en un bar, pero los personajes que atravesaban la puerta de El Avión, aportaban ese brillo de la pujante libertad.

Una historia contada con el anhelo de la evocación, pero también conectada con una realidad a veces dura, con los aspectos que siempre contrapesan todo avance social. Personajes que por fin pueden vivir y amar, que pueden empezar a levantar la voz para opinar y exponer, que se entregan con vehemencia a todo lo que les haga repudiar unos días grises demasiado próximos. Sin duda una novela generacional apasionante donde la música suena en directo gracias al emblemático César, una música que todavía parece resonar, más allá del cierre de este local allá por 1994.

Ya puedes comprar la novela Avión Club, el nuevo libro de Carlos Santos Gurriarán, aquí:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*