El crimen del conde Neville, de Amélie Nothomb

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

El enfoque de esta novela de Amélie Nothomb, su portada, su sinopsis, me recordó la ambientación del primer Hitchcock. Ese toque esotérico que se deslizaba entre la cosmopolitana vida de ciudades de inicios de siglo XX. Y lo cierto es que no andaba nada desencaminado en mi interpretación a primera vista.

El conde Neville, agobiado por su decadente situación económica, pero firme en su voluntad de mantener las apariencias de opulencia y resplendor aristrocrático, se encuentra con un problema más grave al desaparecer su hija menor.

Sólo el afortunado encuentro de la adolescente con una vidente salvó a la joven de una muerte por hipotermia en mitad del bosque. La escena ya anticipa algo de misterioso, pues la joven ha aparecido acurrucada, como alienada, trastornada por algo que de momento desconocemos…

Mister Henri Neville se dispone a recoger a su hija, pero la vidente previamente le ofrece una gratuita premonición que lo convierte en un futuro asesino durante una fiesta que celebrará en su casa. La primera idea es asociar ese asesinato futuro con alguien que ha perturbado, violentado a la hija del conde, y puede que el lector esté en lo cierto, la cuestión es que de esta sencilla forma, con una ambientación no exenta de fantasía, ya estás atrapado en lo que haya de ocurrir.

Un punto de misterio, ciertas gotas de terror y el buen hacer de una pluma que muestra a media luz perfiles de personajes y posibles motivaciones para el mal, que adorna las escenas hasta el punto preciso en el que la descripción es un gusto y no una carga, algo fundamental para una novela pensada para mantener la intriga.

Cuando llega el día del Garden party, una conmemoración habitual en el castillo de los Neville, la lectura se lanza a un frenético viaje, deseando alcanzar ese momento en el que el vaticinio se pueda o no cumplir, necesitando saber los motivos del posible homicidio, mientras el conjunto de personajes deambulan misteriosamente por la trama, con una especie de siniestra elegancia de las clases altas.

Ya puedes comprar el libro El conde de Neville, la última novela de Amélie Nothomb, aquí:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*