El diario del diablo, de David Kinney y Robert K. Wittman

3.50 avg. rating (76% score) - 2 votes

Entre la arqueología y la ficción. Todo lo que se sigue indagando hoy en día sobre el nazismo, sigue derivando en ríos de tinta. Quizás sea para comprender lo incomprensible, o para malcurar heridas profundas, orgánicas. La cuestión es que tal proliferación de obras literarias de ficción o no ficción significa que el mundo todavía está traumatizado por la parte más interna del nazismo, los entresijos de una maquinaria de exterminación.

Uno de los grandes ideólogos, el conocido como arquitecto del holocausto: Alfred Rosenberg, escribió su diario. Y hace no mucho tiempo que esta siniestra bitácora se hizo pública. Con semejante material de partida, este libro El diario del diablo, acaba desmenuzándolo todo. Una intención metaliteraria para tratar de obtener la verdad última que solo el alma de este hombre pudo albergar.

Sin duda la obra exterminadora tuvo que encontrar partidarios y detractores internos, acallados estos últimos con el lavado de conciencia pertinente o con su aniquilación directa. Alfred Rosenberg tomó buena nota de estos y de muchos más. Pero sobre todo, su diario demostraba el odio a judíos, marxistas, rusos comunistas y cualesquiera otros a los que se les presuponía un seguimiento de doctrinas contrarias al Tercer Reich.

Más allá del diario en sí, con el macabro y profundo ideario de esta bestia del nazismo, esta obra narra las peripecias que sus autores tuvieron que llevar a cabo para poder hacer público la literalidad del documento. El diario original, encontrado en mayo de 1945 en el castillo de Banz, y utilizado en los juicios de Nuremberg, transitó soterradamente de mano en mano hasta los años 90, cuando Robert K. Wittman lo encuentra en Nueva York, al cuidado de un abogado judío.

Sin duda una interesante obra que ofrece nuevas luces sobre la capacidad del alma humana para tornarse un espíritu demoníaco, capaz de odiar y anteponer su odio a todo lo demás.

Ya puedes comprar el libro El diario del diablo, de los autores David Kinney y Robert K. Wittman, aquí:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*