El futuro tiene tu nombre, de Brenna Watson

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

Una fuerte contradicción del amor embarga estas páginas. Marian Fillmore todavía transita en la incredulidad por el repentino fallecimiento de su mardi el barón Hamilton. En lo más profundo de su ser el alivio supera al duelo con holgura. Toda una vida sometida a desprecios y malostratos parece ahora abierta a la felicidad, más allá de las ataduras de costumbres  y de la lacerante moral a interiorizar.

Pero hasta después de muerto, su esposo supo mantenerla bien atada. Si Marian no cumple con unos condicionantes explicitados en el testamento, lo perdería todo, pasando a ser una mujer sin hogar. Solo la aparición del hijo del Barón, del que apenas tuvo jamás noticias por residir este en América, le concede un cierto sosiego.

La personalidad compasiva del chico, su comprensión y su espíritu abierto lo hacen un hombre  transigente. Su arrebatadora presencia culmina el todo del hombre ideal. Marian pronto siente por él grandes emociones que apenas puede controlar. Han sido muchos años de mantener el corazón a raya, como para que en ese momento pueda también sostener los marcados redobles de cada latido.

Cuando Marian descubre que es enteramente correspondida por su joven hijastro, el conflicto interior puja con fuerza. Ambos saben de la improcedencia de su relación en una sociedad falsaria y cínica. En última instancia también se enfrenta al incumplimiento de lo estipulado en el testamento.

Pero las consecuencias del amor no deben ser siempre consideradas si en ellas solo encuentras la pérdida de una gran oportunidad para ser feliz. Los insólitos enamorados se enfrentarán a todo por su amor. Se enfrentarán a momentos de repudia y flaqueza, a críticas exacerbadas e incluso a peligros personales. Lo que decidan marcará sus pasos hacia un futuro esperanzador o hacia la oscuridad de la sumisión de las costumbres y las supuestas buenas formas.

Ya puedes comprar la novela El futuro tiene tu nombre, el nuevo libro de Brenna Watson, aquí:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*