El tigre, de Joël Dicker

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

Jöel Dicker es un escritor con facultades de cirujano. Lo digo porque es de los pocos capaz de diseccionar un libro y presentarlo tal cual, resultando de tal intervención anatómica una lectura fraccionada pero plena de sentido. Lo ha demostrado en sus últimas obras: La verdad sobre el caso Harry Quebert y El libro de los Baltimore (aquí puedes encontrar las reseñas). Leer a alguien así siempre resulta fresco e inquietante, porque el bueno de Dicker usa esa capacidad para plantearnos historias magnéticas llenas de misterios.

Por eso, embarcarse en esta historia de El Tigre, supone un acercamiento al primer escritor antes del gran bestseller. Una obra perfilada a sus 19 años se presenta como todo un reto por descubrir si el don ya se vislumbra a tan tierna edad…

Y sí, como no podía ser de otra forma, este primer libro ya sirve para ver descollar al escritor de ritmo trepidante pero de gran poso, al autor que te plantea la duda y te conduce completamente obcecado por descubrir la verdad.

Si acaso, por marcar la natural diferencia con sus bestseller posteriores, se puede decir que esta pequeña obra tiene un punto existencialista más marcado. Hay que ponerse en todo pellejo de un escritor en ciernes, con ese extenso mundo interior que busca reflejos entre la infancia y la madurez, y que en no pocas ocasiones choca con una realidad empeñada en que deje atrás ese espíritu libre de la juventud.

Pero no te lleves a engaño, la temática es muy similar a todo lo conocido de Dicker, si acaso con un punto más exótico, pues la trama transcurre en 1903, en San Petersburgo. Quizás Joël Dicker pensó ser (en aquel primer libro donde todo escritor se deja el alma) el propio Iván Levovitch en busca del maléfico tigre que aterroriza a los habitantes de su ciudad. Lo que pasó después en el mundo real ya lo sabemos, Iván, o su alter ego Joel, cazaron al tigre, se vistieron con su piel y se regodeó ante el mundo por sus contínuos éxitos. 🙂

Bromillas a parte, en El Tigre encontramos un nuevo thriller (más bien sería un viejo thriller escrito hace 10 años por un chico desconocido), un laberinto de sensaciones que se van concatenando desde un singular punto de inflexión (en este caso el miedo al tigre).

Un Dicker feroz por momentos, siempre intenso, un relato escrito por un chico que decide poner al corriente el debe y el haber de pensamiento y alma, y que lo hace gracias a sus lecturas previas favoritas. Solo que…, no se trata de un chico cualquiera. Imagínate a Mozart sentándose por vez primera ante un piano… pues algo así.

Ya puedes comprar el libro El tigre, la primera novela corta de Jöel Dicker, aquí:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*