La acústica de los iglús, de Almudena Sánchez

5.00 avg. rating (99% score) - 10 votes

La primera idea que me asaltó al descubrir este título fue la de que aportaba una sensación muy completa, llena de matices. El sonido dentro de un iglú rebotando entre unas gélidas paredes, transmitiendo pero sin conseguir comunicar entre el aire sostenido en el frío. Una especie de metáfora surrealista, onírica, de la comunicación entre humanos o del frío como la soledad, la tristeza, el recogimiento incómodo dentro del frío de vivir…

Y en cierta forma el libro La Acústica de los Iglús se compone de eso. Sus diez historias aportan imágenes por momentos inquietantes, otros directamente surrealistas, pero siempre trascendentales, eternas, como una fría corriente suspendida en el aire, por donde rebota y rebota el sonido de vidas proyectadas entre la realidad y la imaginación.

Las más interesantes historias transitan entre naufragios personales, parten desde frustracciones o surgen como sueños proyectados sobre el gris de la rutina. Y nada mejor para poder alcanzar el alma de los personajes que deambulan por este libro que alcanzar su imaginación, trasponer sus mundos colmados de fracasos o de tristezas por un nuevo prisma de la imaginación.

Es como si ellos, los personajes, pudieran por momentos escapar realmente de sus vidas y conseguir visados hacia sus sueños. Quizás no sepamos qué hace una madre con sus dos hijos en el asiento trasero del coche… ¿se fuga o regresa a casa?, pero lo importante es si aún le queda algún sueño por el que divagar y rozar felicidad…

Despedirse del mundo a bordo de un teleférico compone una imagen muy acertada para dos ancianos que se saben a las puertas de la nada o del todo… El mundo bajo sus pies, avanzando despacito mientras ellos se deslizan sobre una cuerda a muchos metros de esa tierra que los esperaba…

Ya puedes comprar el volumen de relatos La Acústica de los Iglús, el nuevo libro de Almudena Sánchez, aquí:

1 Trackback / Pingback

  1. Cómo piensan las piedras, de Brenda Lozano

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*