La ciudad soliltaria, de Olivia Laing

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

Siempre se ha dicho que no hay nada peor que sentir solo estando rodeado de gente. Esa especie de melancólica admiración de la vida de los demás, inundado en la completa sensación de carencias o ausencias, puede resultar brutalmente paradójica.

Pero también se dice que la definición de melancolía es: la felicidad de estar triste. Esta propia definición alternativa ya ofrece una magnitud diferente a la soledad. Se intuye creatividad en la soledad, se adivina sentimiento puro y se reconoce, por simple contraposición, que en algún momentos se fue feliz, absolutamente feliz.

De esa creatividad nacida de nostalgias acumuladas en las horas de soledad viene a hablar este libro. Un cierto punto de magia se prolonga entre estas páginas que describen tristeza pero también pasión emocional y física, que nos enfrenta a la verdad última pero que nos hace disfrutar de las pequeñas verdades que nos quedan. Y este libro La ciudad solitaria nos enseña la creativa soledad de unos personajes que comparten, desde el más profundo pozo del alma humana, los jirones de la existencia general del ser humano.

Vivir se trata mucho de eso, de reconocer la derrota vital a cada paso dado, de afrontar que las manos que te toman algún día se van, de querer pintar o escribir tu perspectiva del mundo para poder explicar cómo ves esa soledad que nos espera a todos.

Y al final esta historia es vital, pues en la soledad se encuentran grandes dosis de lucidez para repudiar lo artificioso y lo material y quedarse con lo espiritual y lo intangible. Porque a la postre, cuando todos escapamos de nuestros últimos instantes de soledad, solo podemos disfrutar de un vago recuerdo que se va esfumando en el último punto de luz que avistan nuestros ojos.

Ya puedes comprar el libro La ciudad solitaria, la última novela de Olivia Laing, aquí:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*