Yo veo en la oscuridad, de Karin Fossum

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

Precio: Consultar en Amazon.es
En muchas ocasiones se nos ha planteado aquello del psicópata asesino como un tipo que además se enreda en algún tipo de siniestra ludopatía del mal. O sea, se trata de matar con una liturgia concreta a la vez que se van dejando pistas hacia un juego demencial. El homicida disfruta, con ínfulas de genio, conduciendo al investigador de turno por los laberintos de su mente.

Y Karin Fossum, (quien nunca dejó de sorprendernos en novelas anteriores como La luz del diablo o No mires atrás), ha querido empezar partida nueva en el juego pero trastocando absolutamente las reglas. Porque desde que conocemos a Riktor ya sabemos que él, de manera soterrada, se ocupa de practicar una suerte de eutanasia en la que, en base a su magnanimidad enfermiza, decide cuando un abuelo debe abandonar el mundo.

Puede hacerlo porque trabaja como enfermero en una residencia y hasta aquella tarde en la que la policía entró en su casa pensó que todo iba perfectamente bien.

Sin embargo su detención final acabó desconcertándolo por completo. Aquellos polis nada sabián de sus aviesos quehaceres dando fin a las vidas de tantos ancianos… Una indudable ironía lo conducía a la cárcel por un delito que no había cometido.

Así que Karin Fossum plantea el juego alrevés. Es Riktor quien tiene que ingeniárselas para desvelar la realidad sobre su inocencia sin acabar reorientando las pistas hacia su verdadero desempeño asesino. Porque…, lo cierto es que Riktor echa de menos su trabajo en el geriátrico. Solo allí podía encerrarse uno tras otro con tantos abuelitos y abuelitas para acabar bajando el telón de sus vidas mientras observa el apagarse de la luz en el fondo de sus pupilas.

 

 

Ya puedes comprar la novela Yo veo en la oscuridad, el nuevo libro de Karin Fossum, aquí: 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.