3 mejores libros de Antonio Muñoz Molina

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

Con su flamante premio Príncipe de Asturias de las letras, la carrera literaria de Antonio Muñoz Molina adquiria ese cáriz de prestigio que debe apaciguar el ego de cualquier autor, una especie de bálsamo que asegura el paso a la inmortalidad de la Historia de todo aquel que se dedica a un noble arte como la escritura, en este caso.

Merecimientos los tiene, y aunque no soy yo mucho de ponderar a los autores por sus medalles, reconozco cuando el premio se corresponde al esfuerzo y al buenhacer. Porque más allá de la narrativa de ficción, Antonio Muñoz Molina se ha prodigado en todo campo que se pueda relatar una palabra tras otra: ensayos, relatos, artículos e incluso diarios han sido espacios idóneos para el desparrame (en el buen sentido) de su impronta creativa.

Pero ya sabes, en este santo blog, siempre le llega el momento, a cada autor, de pasar por mi subjetivísimo filtro, aquel que determina, con mayor trascendencia si cabe que el premio Príncipe de Asturias 🙂 la verdadera dimensión de sus obras. Allá voy:

  1. libro-el-jinete-polaco
    Clic imagen para ver libro

    El jinete polaco: Lo malo de ser escritor o pintor o músico, es que en un momento dado llega tu obra cumbre. Y si esto sucede más pronto que tarde, ya puedes ir pensando en escribir de ahí en adelante tan solo sombras de tu mayor creación. Muñoz Molina ha escrito libros enormes después de este, libros que cualquier otro escritor desearía haber escrito, pero aquí, a mi parecer tocó su techo. El protagonista, que es traductor simultáneo, va evocando en un relato, que es como un rompecabezas en el que todas las piezas acaban por encajar, la vida en el pueblo andaluz de Mágina, donde nació. Su bisabuelo Pedro, que era expósito y estuvo en Cuba, el abuelo, guardia de asalto que en 1939 acabó en un campo de concentración, sus padres, campesinos que llevaban una vida resignada y oscura, él mismo en su niñez y adolescencia, testigo de la gran transformación que sufre el lugar con el paso de los años. Van apareciendo también otros muchos habitantes de Mágina, como el jefe de policía, poeta vergonzante, el fotógrafo, un periodista, el comandante Galaz que en 1936 reprimió la sublevación militar, y el anciano médico, extrañamente relacionado con el descubrimiento de la momia de una mujer joven emparedada. En el curso de un largo período de tiempo, entre el asesinato de Prim en 1870 y la guerra del Golfo, estos personajes forman un apasionante mosaico de vidas a través de las cuales se recrea un pasado que ilumina y explica la personalidad del narrador. Antonio Múñoz Molina, en una historia admirablemente bien trabada y escrita con una seguridad y brillantez de estilo y de lenguaje excepcionales, nos da en El jinete polaco, Premio Planeta 1991, una obra única en el panorama de la literatura española contemporánea.

  2. libro-la-noche-de-los-tiempos
    Clic imagen para ver libro

    La noche de los tiempos: El amor y la guerra son dos temas prácticamente necesarios para componer una gran obra ajustada a un periodo bélico. El contrapeso nos muestra a los personajes de la historia en la cuerda floja. Octubre de 1936. El arquitecto español Ignacio Abel llega a la estación de Pennsylvania, última etapa de un largo viaje desde que escapó de España, vía Francia, dejando atrás a su esposa e hijos, incomunicados tras uno de los múltiples frentes de un país ya quebrado por la guerra. Durante el viaje recuerda la historia de amor clandestino con la mujer de su vida y la crispación social y el desconcierto que precedieron al estallido del conflicto fratricida.
    La noche de los tiempos es una gran novela de amor, por la que transitan personajes reales y personajes de ficción, tejiendo una red colectiva que contextualiza la vivencia personal de un individuo y que convierte la narración en la caja de resonancia de toda una época.

  3. como-la-sombra-que-se-vaComo la sombra que se va: Hay personajes siniestros de la Historia cuyo testimonio nos puede atrapar. Quizás se trate de entender la maldad, o acaso sea un ejercicio intencionado del autor por mostrar lo que podemos llegar a compartir con el asesino… De entrada, Antonio Muñoz Molina comparte el escenario de la fuga del protagonista de esta novela… El 4 de abril de 1968 Martin Luther King fue asesinado. Durante el tiempo en que permaneció en fuga, su asesino, James Earl Ray, pasó diez días en Lisboa tratando de conseguir un visado para Angola. Obsesionado por este hombre fascinante y gracias a la apertura reciente de los archivos del FBI sobre el caso, Antonio Muñoz Molina reconstruye su crimen, su huida y su captura, pero sobre todo sus pasos por la ciudad. Lisboa es paisaje y protagonista esencial en esta novela, pues acoge tres viajes que se alternan en la mirada del escritor: el del prófugo Earl Ray en 1968; el de un joven Antonio que en 1987 parte en búsqueda de inspiración para escribir la novela que lo consagró como escritor, El invierno en Lisboa, y el del hombre que escribe esta historia hoy desde la necesidad de descubrir algo esencial sobre estos dos completos desconocidos. Original, apasionante y honesta, Como la sombra que se va aborda desde la madurez temas relevantes en la obra de Antonio Muñoz Molina: la dificultad de recrear fielmente el pasado, la fragilidad del instante, la construcción de la identidad, lo fortuito como motor de la realidad o la vulnerabilidad de los derechos humanos, pero cobran aquí forma a través de una primera persona completamente libre que indaga de forma esencial en el proceso mismo de la escritura.

Con estas tres novelas deberías caer rendido a la maestría de este autor. Sus escenarios históricos se empapan de percepciones singulares, de cameos del propio autor, de ideas sobre lo que fue lo que pudo haber sido tanto en la Historia como en la intrahistoria de sus personajes universales.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*