3 mejores libros de Arnaldur Indridason

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

El autor de novela negra con el apellido más impronunciable de todos para un hispanohablante. Y sin embargo también uno de los apellidos más valorados en el género negro para todo el mundo. Con traducciones hasta en 37 idiomas, sus novelas se han leído hasta en Yibuti, supongo. Me refiero a Arnaldur Indriðason.

Este escritor islandés tiene ese algo diferencial. No tiene por qué ser a gusto de todos los lectores del género, pero es como si Arnaldur fuera capaz de ubicarte dentro de un desasosegante escenario, alrededor de un siniestro caso a resolver, en medio de un páramo con vistas a una maravillosa aurora boreal de colores tan intensos como enloquecedores.

Puede sonarte extraño, pero nunca infravalores tu capacidad empática. Conociendo los orígenes islandeses del autor te aseguro que te acabará conduciendo por su imaginario, repleto de noches con sol, días oscuros y cielos de brillantes efectos magnéticos.

La verdad es que gracias a ese punto exótico de estos lares, la novela negra de otros autores nórdicos, desde Mankell hasta Jo Nesbo (por abarcar a la gran mayoría en orden cronológico), viene triunfando desde hace años. Pero a mi parecer solo Arnaldur explota esa capacidad de narrar entre las fuerzas telúricas de una tierra fría e inhóspita como metáfora del fuero interno de cualquier psicópata.

3 mejores novelas de Arnaldur Indriðason:

  1. Precio: Producto no disponible
    Silencio sepulcral: Islandia, en realidad una isla apartada del continente europeo que, sin embargo también puede albergar secretos de aquel tiempo oscuro entre el 39 y el 45, la Segunda Guerra Mundial. Unos huesos del presente despiertan la curiosidad de investigadores de todo tipo, desde el detectiva Erlendur hasta los propios arqueólogos que asumen las tareas de exhumación. Los misteriosos huesos se encontraban en unas pétreas colinas próximas a Reykjavik, un espacio usado como último refugio por los indefensos habitantes que descubrieron en un momento dado que los lejanos tambores de guerra también les afectaba a ellos. El estudio de los huesos acaba siendo un viaje a historias rememoradas por lugareños, oscuras evocaciones y sucesos que componen un relato siniestro que el hielo de la memoria de los islandeses parecían haber dejado a buen recaudo, por el bien de todos.
  2. El pasaje de las sombras: Secretos ancestrales se deslizan por esta historia del viejo Reykiavik. Como en Silencio Sepulcral, la Segunda Guerra Mundial y la instalación de los aliados ingleses y americanos en esa isla de ubicación estratégica en la cotienda generó en lo más hondo un choque cultural muy patente. No es que todo el mundo se conozca en la isla, pero mucho de lo que no debiera saberse, se acaba sabiendo. Así que enterrar secretos acabó convirtiéndose en costumbre por aquellos lares. Ya durante aquellos años duros de guerra y aún hoy, la vida puede pender de un hilo a poco que conozcas o partiparas en alguna deshonra familiar…
  3. Invierno ártico: Lo que antes comentaba del mimetismo con el escenario como parte del imaginario del autor. Un invierno que no parece tener fin oscure el mundo en Islandia. Sin sol el hombre rompe su equilibrio del ritmo circadiano, y lo cierto es que la mente padece sus efectos. Un niño apuñalado aparece en plena calle, entre el hielo. Sus orígenes tailandeses apuntan a algún brote de xenofobia. El problema es que no faltan potenciales asesinos. Una novela que se adentra en el invierno más frío del mundo y en su gobierno del alma.

 

 

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.