3 mejores libros de Elisabet Benavent

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

El reflejo patrio de las Nora Roberts o Danielle Steel se llama Elisabet Benavent.

Esta escritora española de género romántico lleva a penas 5 años en el mundillo de la literatura, pero lo cierto es que en este corto periodo ha demostrado disponer de la capacidad productiva de cualquiera de las otras dos antes citadas. Solo que, considerando la juventud de esta nueva y estelar incorporación, el género ha encontrado sin duda un nuevo gran valor cuya proyección es incalculable considerando el gran mercado de lectores de este género que prácticamente devoran todas aquellas propuestas capaces de abordar el tema de lo romántico con suficiente gancho argumental.

El caso de Elisabet es el paradigma soñado de todo escritor. A día de hoy lo de un escritor “hecho a sí mismno” adquiere mayor significado que nunca. Lanzarte a la autopublicación a través de redes, saber mover tus libros, conseguir que tu calidad acabe provocando una cascada de lectores y buenas críticas…

Elisabet es una escritora hecha a sí misma. Y precisamente por eso, por ganarse a los lectores con la franqueza y autenticidad de quien empieza desde cero, se sabe que Elisabet aporta un nuevo brío al género, ratificado por tantos y tantos lectores y finalmente respaldado por un sello editorial a la altura de su capacidad.

3 mejores novelas de Elisabet Benavent:

  1. En los zapatos de Valeria: Con Valeria empezó el sueño de Elisabet. Gracias a este personaje que hizo las delicias de lectores en digital a la caza de buenos libros autopublicados, la escrita pudo pensar en que lo de escribir podía ser una dedicación más profesionalizada, independientemente del gusto por el cual cada uno empieza a escribir historias. Con casi toda seguridad se puede decir que Valeria conquistó a muchas lectores por una fácil empatía en lo esencial. Valeria es contradictoria pero tiene claro que quiere ser feliz y que necesita enamorarse y sentir y desbordar su pasión. El alto grado de vitalismo de Valeria es el mismo que todos quisiéramos disfrutar en nuestra cotidianeidad. Pero observar a Valeria no es ver a alguien por encima de nosotros. Ella también se sabe frágil, se contradice y se recompone. Con Valeria aprendemos o al menos tomamos referencia de alguien capaz de dar carpetazo a asuntos emocionales que no llevan a ningún sitio para abrirse a nuevas corrientes que refrescan su vida. Valeria nos hace reir y nos cautiva. Todo un personaje y un acierto de su autora para prolongar una saga con la que ir saciando a Valeria-dependientes.
  2. Persiguiendo a Silvia: Lo de apostar por un personaje femenino, como la misma autora y con proyección hacia cualquier mujer lectora forma parte ya del sello propio de la autora. En esta ocasión Silvia es bastante más contenida que Valeria. Silvia parece esconderse de sí misma en su trabajo. La dramática perspectiva de esconderse de uno mismo que no pocas veces padecemos en nuestras carnes. Pero lo peor es que en ese trabajo se encuentra cada día con quien ama y quien le ha roto el corazón. Su vida es un laberinto y solo un giro de 180 grados puede ofrecerle nuevos horizontes hacia los que transitar. Tan solo hace falta encontar a otra persona y poner voluntad para descubrir su brillo. Gabriel, como estrella del rock puede ofrecerle algo muy distinto a su mundo conocido, en todos los aspectos…
  3.   La magia de ser nosotros: La última novela de Elisabet Benavent destila una sensación de segundas oportunidades. Asumir que todos podemos acabar re-enamorándonos después de un cierre en falso no siempre es fácil. Puedes sentir el gusanillo y pensar que es algo indebido abrirte a nuevos mundos. O puedes considerar que las viejas costumbres compartidas suponen una losa para abrirse a nuevas vidas compartidas. O, incluso, cuando menos lo esperes, puede que una oportunidad de reconciliación emerga como esa nueva opcion de rehacer puentes por encima de culpas y acusaciones. La segunda oportunidad para iniciar un viaje a otros escenarios o la segunda oportunidad para recomponerlo todo por encima de los muros y las heridas… Si hubo magia, ¿por qué no va a poder producirse un nuevo truco de las emociones que vuelva a maravillarnos? Sofía y Héctor nos ofrecen una historia que, como se diría en cocina, plantea un amor deconstruído.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.