3 mejores libros de Terry Pratchett

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

1948 – 2015

El género fantástico encuentra en Terry Pratchett a su autor más ecléctico, por momentos con un punto disparatado que satiriza lo real, pero siempre profundamente sugerente. Este escritor inglés encontró su hilo narrativo a medio camino entre el libro mágico de Lovecraft y la nueva vertiente fantástica de Patrick Rothfuss.

Como buen escritor de un género fantástico siempre generador de autores de culto, Pratchett ofreció su propia y magna creación: Mundodisco, un lugar sobre el que giran sus más grandes historias componentes de la saga homónima. Resulta ciertamente apabullante como Pratchett pivotó casi la totalidad de su obra en ese mundo entre lo épico y lo fantástico, repleto de tramas diversas que describen un universo completo.

Se trata de tomar el argumento como fundamento narrativo total, orientar una dedicación a esa generación de un mundo paralelo que lleva toda la vida del autor. El gran legado de Pratchett es ese Mundodisco en el que ocurrieron las novelas que el escritor nos contó pero en el que siempre quedará la sensación de que continuamente se podrían escribir nuevas novelas.

Sin duda no hay mayor trascendencia para un escritor que esa, generar un nuevo universo, ser capaz de dibujar un nuevo mundo en el que cada lector pueda prácticamente transitar con la magia de las palabras acariciando unos sentidos desbordados por el color de la fantasía. Mundodisco es un lugar ya cartografiado, llevado al cine, a la series, a la radio, explotado por el marketing y disfrutado por los verdaderos devotos de este tipo de autores capaces de albergar nuevos mundos en su vasto imaginario.

3 mejores novelas de Terry Pratchett:

  1. El color de la magia: En casos como el de Terry Pratchett siempre hay que elevar a los altares a esa obra primigenia desde la que el nuevo Universo empieza a expandirse. Con esta primera novela el bueno de Terry pudo considerar seguir explorando el nuevo mundo creado… Mundodisco nació aquí. Y aunque cualquiera de sus decenas de novelas posteriores puedan leerse en el orden que se quiera, siempre resulta recomendable empezar las cosas por el principio para luego ir eligiendo hacia donde moverse por los diversos caminos que la obra ofrece. Y resulta que Mundodisco, el esperpéntico mundo sostenido sobre cuatro elefantes impertérritos se transforma en magia, fantasía, épica… y también humor, parodia, esperpento. Unos primeros personajes como el hechicero, el turista, la Muerte y todo tipo de personajes que se extenderán duranto toda su obra nos van conduciendo por derroteros gobernados por una imaginación colorista, paradójica, hiperbólica y, a su vez irónica y satírica.
  2. Mort: Si hay un tema que siempre resulta mágico tratar, en lo fantástico, ese es la muerte. El miedo último, el juicio final… lo psicológico y lo religioso tratan siempre de encauzar la razón y las emociones hacia la mejor forma de entendimiento de lo que más se nos escapa. Y sin embargo es la fantasía la única capaz de ocupar ese espacio donde la razón no llega y donde las emociones se pierden. En esta novela conocemos a Mortimer, cuyo destino es ocupar el sitio de la muerte. Los motivos para designar a Mortimer a esta nueva y fundamental misión se me escapan. Un tipo despistado, quizás el más bohemio que pisó el plano de Mundodisco. Y sin embargo debe decidir sobre quien vivirá y quién morirá. Sus primeras misiones llegan y sus más sonados fracasos en los designios de la vida y la muerte están a punto de transformar el mundo conocido y parte del desconocido… Tal vez nada tenga ya solución. La Muerte se muestra reacia a reconducir la situación. Para ella su siniestro trabajo pasó a ser un vago recuerdo que ahogar en viejas cantinas de noches interminables.
  3. Dioses menores: El Olimpo de Mundodisco, si es que existiera sería una convención de pirados y dementes con megalomanía varias. Bajo sus desquiciados dominios se puede entender que ser el elegido acabe transformándose en un tortuoso destino en el que Brutha se empeña con tesón en sacar adelante pese a no entender del todo las erráticas disposiciones de tantos dioses. Brutha conseguirá hacerse con la ayuda de algún Dios misericorde. Porque Brutha puede ser un tipo lerdo fácilmente manipulable por cualquier dios de intenciones aviesas. Pero Brutha sabe que, en la deriva de las cosas, con la Inquisición campando  a sus anchas y la amenaza de una guerra inminente lo mejor que puede acabar pasando, si no se toman cartas en el asunto, es que el mundo plano de Mundodisco se vaya al garete.

Algunos otros títulos de Terry Pratchett y de su universo Mundodisco, los puedes consultar aquí: