3 mejores libros de Honoré de Balzac

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

Hubo grandes escritores que tomaron el oficio como un timón general de toda su vida. Y desde esa idea, escribir se tranforma en una ambición que acaba trascendiendo al personaje para alcanzar al conjunto de la humanidad. Vivir en torno a la literatura con la intención de colmarla de todas las emociones e ideas que puedan caber en el ser humano suena pretencioso. Balzac lo intentó con gran fortuna, pese a que, naturalmente, jamás pudo acabar su gran obra: La comedia humana.

Se dice de Balzac que fue uno de los primeros grandes realistas que atisbaban el horizonte aún lejano del siglo XX y entendían el paso por el mundo de un escritor como testimonio paralelo a la Historia. Lo subjetivo es lo que realmente escribe lo que pasó…, todo lo demás es una transcripción o un dictado desde los que consiguen hacerse con la patente de lo ocurrido.

¿Qué sería de nuestro conocimiento sobre nostros mismos sin el arte o sin la literatura? La mera idea anticipa una sensación de vacío, de datos y de relatos oficiales, de la humanidad como un continuo esbozo en un lienzo a la postre malamente garabateado por trazos inconexos.

Así que si Balzac fue uno de los primeros realistas de su época, tras otras etiquetas previas de los románticos (para mí no hay tanta diferencia mientras lo que se cuente parta de lo subjetivo, lo verdaderamente importante de todo acontecer humano). Si acaso entiendo alguna diferencia entre etiquetas, quizás sea en este caso una intención más cruda sobre la vida de las gentes, tratando quizás de aferrar el alma a la tierra, en contra de los románticos anteriores (que, por cierto, siguieron escribiendo, no es que una corriente arrastre de la faz de la tierra a la otra).

La paradoja de todo esto de las corrientes queda claramente reflejada si consideramos que una de las grandes influencias de Balzac fue Walter Scott, un gran romántico… o que abarcara algunas creaciones fantásticas con tintes góticos. Dificil encasillar a un autor, imposible realmente en el caso de Balzac.

Etiquetemos, sí, por el hecho de ordenarlo todo. Pero no siempre tendremos razón. El asunto forma parte de La comedia humana, la gran obra inacaba de este genio francés.

3 mejores novelas de Balzac:

  1. Precio: EUR 14,25
    Precio recomendado: EUR 15,00
    La comedia humana: Una gran obra, el summun de su creación… Balzac consideró escribir el libro de libros, a la altura de La Divina Comedia, El Quijote o la Biblia. Y lo rozó…, pero la vida no le dió de sí para su culminación. Una suma de escenas entre lo ensayístico y lo literario. Filosofía y pensamiento frente (o sobre) personajes y avatares de todo tipo. Un total de 87 novelas que partían de la idea inicial más otras 7 imprevistas (en los grandes proyectos suele ocurrir que aparezcan los imprevistos). La comedia humana es una obra tremendamente paradójica para Balzac, con ella se fue sustentando económicamente y de ella le van surgiendo nuevos frentes que necesitan sen abarcados a su entender para culminar la obra. Pese a no ser terminado, este volumen resulta simplemente apabullante para el lector. Su suma de escenas, su composición literaria que lo aborda todo, sus tintes históricos e intrahistóricos. El mundo del siglo XIX comprendido en esta heterogénea composición.
  2. Precio: EUR 10,29
    La piel de zapa: Lo que ya te decía. No todo es etiquetado uniforme cual producto en serie de fábrica. En esta novela inicial de Balzac encontramos el híbrido de lo fantástico y lo realista como transición hacia lo que vendría después. En la fantasía Balzac encontraba un fabuloso espacio para la meditación filosófica, porque solo en escenarios comparativamente asumibles para un lector, se puede plantear una filosofía que desde dentro se asume sin más. Mirar a lo fantástico es descubrir un escenario donde todo es posible y donde el lector se predispone al pensamiento desde fuera, sin condicionantes ni prejuicios. Una novela en resumen que contradice la propia esencia oficial de Balzac o que, al menos lanza un bofetón a todos aquellos que pretenden anteponer un criterio uniformador. Balzac también era fantasía y divagación. Está claro que su intención no era el mero entretenimiento o el solazar del alma, pero fantasear, también fantaseaba.
  3. Papá Goriot: Esta novela se incorporó al volumen de la Comedia humana, pero tiene una entidad propia como una de las más grandes novelas del autor. Su retrato del Paris de la época, de sus escenarios bien dispares entre clases, de la miseria y la política incapaz de gobernar los designios del pueblo. Los humanos pueden llegar a ser monstruos. Desde la miseria, la frustración y las ambiciones propias del aprendizaje sin pudor de la supervivencia, Goriot descubre que sus hijas dejan de ser esos seres maravillosos de la creación cuando sucumben al inframundo. Eugène Rastignac busca su sitio sibilinamente entre las clases pudientes, descubrimos con él cómo la inteligencia hacia el engaño puede acabar por abrirse paso hasta lo más alto. La alta sociedad, sus costumbres y mezquindades. Realismo crudo de esas escenas privadas que tan magistralmente desarrollaba Balzac.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.