3 mejores libros de Liu Cixin

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

La Ciencia Ficción más pura de nuestros días corre por cuenta de Liu Cixin. Porque este autor chino nos presenta una narrativa transformadora, proyectada hacia nuevos mundos en los que mimetizarse a través de un ejercicio completo de reajuste imaginativo y hasta moral.

Desde que la ciencia ha mirado hacia el firmamento en busca de alguna otra forma de vida, los escritores de este género se han empleado a fondo para tratar siempre de ir a la vanguardia en lo que estrictamente se debe a la ficción en su vertiente científica.

Basándose en supuestos científicos sólidos (o que al menos lo aparenten), los autores de libros y películas sobre un contacto con vida extraterrestre se han prodigado en supuestos encuentros, en posibles intercambios con esas otras formas de vida.

Y lo más curioso de todo es que, de momento, la ciencia no tiene otra opción más que dejarse llevar por algunos de los mejores planteamientos de la imaginación. Porque para pensar que pudierámos estar cerca de otra civilización, la única opción que nos queda es precisamente eso, la imaginación.

Así que Liu Cixin, con sus ideas proyectadas a un futuro, o quizás mejor a un plano en el que humanos por fin pudieran comunicarse con otros habitantes del espacio, va marcando el camino de los posibles, un camino que, en la astronomía, siempre debe ser considerado como una alternativa igual de potencialmente real como el más sofisticado supuesto de la razón y su derivada tecnológica.

En España, a la espera de algunas otras obras que lleguen, se nos ha dado a conocer su trilogía de los tres cuerpos. Material más que suficiente para esperar nuevas entregas de otras novelas individuales que el genio chino escribió antes incluso que esta trilogía con la que conquistó el mundo de la ciencia ficción actual.

3 mejores libros de Liu Cixin:

  1. El bosque oscuro: Siempre es justo reconocer la valía a esa primera obra que pasa por tus manos y que te acerca a un autor. Cuando me decido por leer ciencia ficción ya sé que posarme en la primera página va a suponer un ejercicio de transformación lectora. La fantasía y la CiFi es lo que tiene, cualquier previsión, toda idea preconcebida que puedas extraer de la portada o de la sinopsis siempre se viene abajo en cuanto te introduces en la historia. Y es que siempre lo he dicho, la ciencia ficción es el más fértil de todos los espacios literarios. Autores como Asimov o Philip K. Dick, prolíficos hasta la extenuación, así lo demuestran. Lo cierto es que no concía nada de Cixin Liu, el escritor chino, y el libro El bosque oscuro se me presentaba como una intrigante entrega a la CiFi del gigante asiático. Pero lo cierto es que me cautivó enseguida. No había leído la primeera parte El problema de los tres cuerpos (me enteré de que había primera parte después de empezar, me lo dijo quien me había dejado el libro) Pero no creo que haga falta previo alguno para inmsicuirte en una novela fantástica como esta. Los trisolaris son unos alieníginas que se disponen a invadir la Tierra. En su estrategia invasora han contado con terrícolas que les aportan toda la información necesaria para un fructuoso ataque que, contando con la distancia/tiempo que los separa de nosotros, se producirá al transcurrir de cuatro siglos del tiempo planeta Tierra. Pero los humanos, también conocedores de la llegada de los extraterrestres y de la colaboración prestada por los traidores del planeta, buscan alternativas para una drástica derrota que tendiera un mundo franco a la llegada de estos trisolaris. La mente es el único refugio, el único espacio que puede ofrecer batalla, un espacio inexpugnable para cualquier agente del mundo exterior. ¿Qué puede dar de si esos 4 siglos para que el ser humano pueda plantar cara al invasor? ¿Se puede forzar una mejor evolutiva a 400 años vista? La ciencia y la tecnología humana deberán trabajar hombro a hombro para encontrar la única forma de victoria, oculta entre neuronas, imaginación y recuerdos… La mente como un bosque oscuro al que ni siquiera el ser humano tiene una entrada y salida fácil.
  2. El fin de la muerte: Después de los conflictos intergalácticos narrados previamente en El bosque oscuro o en la primera entrega El problema de los tres cuerpos, una verdadera alianza de civilizaciones se ha desarrollado en el vetusto planeta Tierra. Al amparo de la nueva sabiduría traída del otro lado del cosmos, los terrícolas evolucionan en un salto gigantesco de la civilización. La ciencia humana trata de asumir los nuevos paradigmas, abriéndose a posibilidades insondables hasta el momento y que se aproximan a la eternidad, a la inmortalidad, a la comunicación instantántea. El mundo conocido hasta ese momento parece un obsoleto espacio cuya todavía próxima noción parece asomarse a los terrícolas a una prehistoria vencida de repente. Claro está que no todos los habitantes de la Tierra comulgan con esa coalición de intereses con los Trisolaris. Una nueva ideología xenofóbica considera a los extraterrestres como un peligro… Ellos, los Trisolaris muestran voluntad por su integración en el planeta anfitrión. Pero nada siempre es tan fácil. El recelo humano siempre despierta con la fatalista idea de que todo beneficio esconde siempre un avieso interés subyacente. En esta nueva entrega, la ingeniera Cheng Xin adquiere absoluto protagonismo cuando regresa de su criogenización desde el siglo XX aporta una perspectiva distinta sobre cómo se están desarrollando los acontecimientos. En ocasiones lo obvio, la evidencia que podría despertar las conciencias desde el chirriante ruido de la verdad a medias se acaba postergando en favor de un beneficio inminente. La llegada al futuro de Cheng Xin terminará por espolear recelos. Su consciencia está vinculada con un tiempo remoto en el que la ciencia más vanguardista del momento andaba enfrascada en descubrimientos y proyectos trascendentalísimos. Solo que aquellas ideas traidas del pasado y representadas en la propia científica ponen en riesgo esa orwelliana y aparentemente provechosa relación entre civilizaciones… La reconocida revista de Ciencia Ficción estadounidense Locus, otorgó el primer premio literario que lleva su nombre a esta novela, un broche de oro para una trilogía futurista que acaba engarzando con los eternos debates del poder, la corrupción sobre los dilemas más trascendentales que atañen a la civilización humana en nuestro planeta Tierra.
  3. El problema de los tres cuerpos: Nunca está mal terminar por el principio, por muy extraño que suene. Cuando lees la primera novela de una trilogía en último lugar hay cosas que te parecen ya vistas, como en un deja vú, o te sabes en conocimiento de detalles que aún no han ocurrido, según lo vinculadas que estén las novelas posteriores. Quizá por eso ubico esta novela en su tercera posición. Y eso que, ciertamente, esta novela es muy interesante para descubrir a un planeta Tierra en un estado inicial previo a la invasión o al acercamiento, según como se vea. Porque la llegada de los alienígenas a nuestro planeta, previo mensaje por nuesetra parte, inquieta a unos y solivianta a otros, despertando ánimos muy dispares en unos humanos que se ven muy próximos a una dominación por parte de aquella inteligencia superior, a priori. El retrato político de nuestro mundo es interesante por su mayor similitud con nuestra realidad, y de ahí siempre se pueden extrapolar ideas muy próximas a nuestros gobiernos y sus grandes secretos.

 

 

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.