3 mejores libros de Reyes Calderón

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

Dentro del panorama literario español, los géneros de misterio, de suspense o policíaco vienen disfrutando de una época dorada gracias a autoras como Matilde Asensi, Eva García Sáenz, Dolores Redondo o la propia Reyes Calderón que traigo hoy aquí a colación.

Escritoras todas con el don del suspense y la virtud de la tensión narrativa hacia esa intriga propia de los más valorados bestseller actuales. Porque si bien no es lo mismo leer una novela de misterio que una de género policíaco más tendente al noir, sí que es cierto que el efecto último de atrapar al lector es muy similar.

Lo de Reyes Calderón viene ya de más de una década atrás, cuando publicara Las lágrimas de Hemmingway y las pesquisas en torno a un asesinato disimulado en medio del ajetreo de los San Fermines.. Desde entonces Reyes se ha prodigado en nuevas novelas con especial protagonismo de su juez Lola MacHor, protagonista y gancho necesario para alcanzar el título de autora imprescindible.

3 mejores novelas de Reyes Calderón:

  1. Dispara a la luna: Entrelazar realidad y ficción siempre supone un riesgo de cara a la crítica posterior de la obra. La aparición de la banda terrorista ETA enlaza cualquier propuesta narrativa con un realismo crudo. Y sin embargo para mí fue todo un acierto. En cierta forma resulta curioso como otros países como Estados Unidos utilizan la ficción para exorcizar fantasmas recientes y aquí, sin embargo, todo se mire bajo la lupa de sabe Dios qué intencionalidad atribuída al autor. La novela se convirtió en la sexta entrega de la juez Lola MacHor y nos condujo durante 6 días frenéticos de búsqueda del mismísimo inspector Iturri. El tono que adquiere la novela atrapa desde el comienzo, su desarrollo se impregna completamente de la personalidad de la juez. Con esta novela vives bajo la piel de Lola MacHor, asumes su capacidad para destilar ironía o incluso humor negro bajo toda circunstancia. En la siguiente entrega habrá que ver si lo que hay entre Iturri y ella es solo un asunto profesional o puede que algo más (elucubración atrevida sabiendo que la jueza está “felizmente” casada).
  2. Los crímenes del número primo: Este es uno de esos títulos que con el tiempo más se asocia a la autora y su fulgurante éxito.Con el típico trasfondo de confabulación católica, la jueza MacHor tendrá que descubrir qué pintan nada más y nada menos que un abad y el arzobispo de Pamplona muertos en un remoto paraje, bajo el secretismo pétreo de una pequeña ermita navarra. Junto a los muertos mucho dinero y una presentación casi litúrgica de la muerte. Sin duda un interesante caso que disfrutamos analizando y buscando el sentido, hasta que Reyes acaba salpicando de luz la escena y dotando de significado a tan macabra resolución.
  3. El jurado número 10: Una novela que podría firmar el mismísimo John Grisham.En esta novela descubrimos a la autora más noir de toda su carrera literaria. El despacho de Efrén Porcina, excéntrico abogado y de su socia Salomé se ve de repente inmerso en un caso que los desborda por todos los flancos. El mayor problema de todos es que le asunto amenaza con salpicarlos sin no andan con pies de plomo. Con los pocos medios de los que disponen deberán asumir por su bien la resolución de un caso en el que no pueden quedarse exclusivamente en ser parte. La Justicia finalmente será la que pueda confiar en su verdad, solo que el caso atañe a un jurado popular con su imprevisible capacidad para considerar de manera poco jurista cualqueir asunto. Al final el jurado número 10 puede tener la última palabra…