3 mejores libros de William Burroughs

5.00 avg. rating (97% score) - 2 votes

Los ochenta y tantos tacos a los que llegó William Burroughs son la clara demostración de que, una vez que has conseguido abandonar a Dios a través de todo tipo de excesos, consigues hacerte invisible para él, y ya no te mueres mas que de puro viejo. Si no me crees, recuerda a Bukowski, quien casi llegó a los ochenta en un desafío constante a la medicina.

El caso de Burroughs es más aberrante si cabe que el de Bukowski. Si de la obra literaria del segundo se destila en ocasiones un cierto toque de humanidad, en Burroughs todo es oscuridad y negación. Contracultura hasta las últimas consecuencias, nihilismo y búsqueda de la autodestrucción (a la que, al parecer, se oponían sus células, resistentes a todo tipo de violentos envites).

Cierto es que si bien la tendencia por el camino de la perdición estaba ya bien marcada en Burroughs, la muerte de su mujer Joan Vollmer terminó por decantarlo todavía más. En gran parte porque fue él mismo quien le descerrajó los sesos de un disparo en algún delirante juego. Lo ocurrido nunca terminó de aclararse del todo. Pero el hecho lo acompañaría para siempre.

Y aún así, escribía. O quizás precisamente por eso. Nadie puede vivir entre delirios y demonios sin buscar de vez en cuando una ventana para la razón. En la rabia y el odio escrito, en cada frase, en cada retorcido argumento y cada depravada escena, Burroughs se sobrevivía un poco.

3 mejores novelas de William Burroughs:

  1. El almuerzo desnudo: Los escritores de ciencia ficción nos presentan distopías, futuros donde el ser humano quedó atrofiado, alienado… Burroughs considera que el presente ya es esa distopía de la que es imposible escapar. La percepción de un mundo encerrado en un laberinto.
    Precio: EUR 9,40
    Precio recomendado: EUR 9,90
    Resumen:“El almuerzo desnudo”, una de las novelas más míticas de la literatura norteamericana, es un descenso a los infiernos de la droga y una denuncia horrorizada y sardónica, onírica y alucinatoria de la sociedad actual, un mundo sin esperanza ni futuro. Burroughs dispara sus flechas contra las religiones, el ejército, la universidad, la sexualidad, la justicia corrupta, los traficantes tramposos, el colonialismo, la burocracia y la psiquiatría representada por el siniestro Dr. Benway, el gran manipulador de conciencias, el experto en Control total. «Un libro de una gran belleza, con un salvaje y mortífero sentido del humor, tan imperturbable e implacable como los impuestos. Burroughs es el único escritor norteamericano vivo que posiblemente esté poseído por el genio»
  2. Marica: Que Burroughs sobrevolara lo trágico desde que alcanzara uso de razón hasta sus últimos días de octogenario aborrecido es evidente. Pero que todo ello no quita para que un humor, absolutamente negro, manara de él en ciertas ocasiones, también es cierto. La risa es libre, y de vez en cuando puede surgir desde lo más escabroso, macabro o avieso. Sobre todo en una mente sin ningún tipo de filtro moral como la de Burroughs.
    Precio: Consultar en Amazon.es
    Resumen: En un inmenso suburbio, que Burroughs definiría más tarde como la Interzona, y que abarca desde la Ciudad de México, capital mundial del delito, hasta Panamá, un alter ego del escritor, Lee, teje su tela amorosa en torno a Allerton, un joven ambiguo, indiferente como un animal. Deambula por locales cada vez más sórdidos, en los que pulula una fauna en estado de descomposición, y en esas excursiones, como un pícaro alienado, nos regala astillas radioactivas de su negrísimo humor.
  3. Expreso Nova: Delirante propuesta sobre el bien y el mal, sobre la justicia y la moral, sobre la extendida creencia de Burrouhgs de que todo el mundo participaba del lodazal de la perdición en el que él mismo se empeñaba en retozar con jolgorio amoral. Una intención de novela policíaca que se lee en completa desestructuración, con la perturbadora intención de convencer de que todo está perdido de antemano.
    Precio: EUR 1,29
    Resumen: El Inspector de la policía de Nova, define el propósito de Expreso Nova: poner al descubierto y arrestar a los criminales de Nova: “Muestra quienes son y lo que hacen y harán si no se los arresta. Los gobiernos son mentirosos cobardes, colaboradores traidores”; el prometido jardín de las delicias es una “cloaca terminal”, y aunque la policía consiga llevar a los criminales a las cortes biológicas, los jueces mismos son gente corrompida, adicta a las drogas y las prácticas sexuales venusinas… Burroughs ha creado nuevamente una obra de fantasía y realidad, histeria y risas, una auténtica feria de horrores cuya lema podría ser: “Que todos los jugadores muestren ahora las cartas”, y que Burroughs presenta como última prescripción literal en beneficio de la supervivencia y la cordura del hombre.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.