No soy un monstruo, de Carmen Chaparro

3.00 avg. rating (75% score) - 1 vote

El punto de partida de este libro es una situación que se antoja extremadamente inquietante para todos aquellos que somos padres y que encontramos en los centros comerciales espacios donde liberar a nuestros pequeños mientras ojeamos algún escaparate.

En ese pestañeo en el que pierdes la vista en un traje, en unos complementos de moda, en tu ansiado televisor nuevo, de repente descubres que tu hijo ya no está donde lo viste en el segundo anterior. La alarma salta de inmediato en tu cerebro, la psicosis anuncia su intensa irrupción. Los niños aparecen, siempre aparecen.

Pero en ocasiones no lo hacen. Pasan los segundos y minutos, recorres los brillantes pasillos envuelto en una sensación de irrealidad. Notas como la gente te observa moverte inquieto. Pides ayuda pero nadie ha visto a tu pequeño.

No soy un monstruo llega a ese instante fatal en el que sabes que algo ha pasado, y no parece nada bueno. La trama avanza frenética a la búsqueda del niño perdido. La inspectora Ana Arén, ayudada por una periodista, enseguida asocia la desaparición con otro caso, el de Slenderman, el escurridizo raptor de otro niño.

La zozobra es la sensación predominante de una novela policíaca con ese tinte absolutamente dramático que se asume en la pérdida de un hijo. Ayuda en esa sensación un tratamiento casi periodístico de la trama, como si el lector pudiera compartir las exclusivas de las páginas de sucesos por donde va a desarrollarse la historia.

Ya puedes comprar No soy un monstruo, la última novela de Carme Chaparro, aquí:

1 Trackback / Pingback

  1. Te veré bajo el hielo, de Robert Bryndza

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*