Offshore, de Petros Markaris

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

El mundo transcurre al ritmo de una gigante novela negra. De mano de la globalización, los oscuros escenarios que no hace tanto los autores de novelas negras se encargaban de trasladar a la ficción, han dado un salto cualitativo. El mundo es el mercado a corromper por las mafias. El control del poder absoluto busca sistemas de intervención más sofisticados y con mayor penetración en los organismos decisorios.

Petros Markaris fue de los primeros en reflejar en la ficción lo que se va cociendo a fuego lento en la realidad. Desde Grecia para el mundo. El emblemático país heleno, paradigma europeo de la crisis, parece convertido en moneda de cambio de espurios intereses. Cualquier conato de rebelión contra la asunción de la esclavitud a costa de la deuda contraída tiende a sofocarse desde los medios de información, sin olvidar otros recursos si fuera menester recurrir a la fuerza.

Leer “Offshore” es pensar hasta dónde puede llegar el poder actual para someter voluntades contrarias a sus intereses. Hasta dónde se permite que la legalidad vigente sea tal legalidad y si la policía puede investigarlo todo.

Jamás el mal dispuso de tantas facilidades para materializarse. Y nunca la novela negra estuvo tan próxima a la literatura como compromiso social para narrar lo que nadie cuenta.

El afamado comisario Jaritos, con el que este autor ya triunfó en todo el mundo, jamás podrá sospechar hasta que punto el descontrol se oculta bajo la apariencia de la democracia, con sus supuesto espíritu de voluntad popular.

Las grandes virtudes de las mafias actuales son los grandes vicios y defectos de la manipulación entre la sobre- y la des- información.

En resumen, Offshore es un thriller con asesinatos y todos los condimentos propios de una gran novela negra. La duda es saber si ficciones como esta se considerarán obras históricas en algún momento futuro.

Ya puedes comprar Offshore, la nueva novela de Petros Mariakis, aquí, en Amazon o en Casa del Libro:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*