Recordarán tu nombre, de Lorenzo Silva

5.00 avg. rating (94% score) - 1 vote

Recientemente hablé de la última novela de Javier Cercas, “El monarca de las sombras“, en la que se nos narraban los avatares de un joven militar llamado Manuel Mena. La coincidencia temática con esta nueva obra de Lorenzo Silva deja clara una voluntad de los escritores por sacar a la luz la intrahistoria del conflicto armado que enfrento a media España con la otra media.

Como en toda guerra o evento trágico, siempre llega el momento en el que la ficción, la literatura en este caso, empieza a participar en ese proceso de asimilación de lo que no hace tanto supuso un drama para tanta gente. El compromiso de los autores con la verdad de lo ocurrido alcanza la parte más real, aquella que ha llegado hasta nuestros días a través de testimonios, bastante más fiables que los partes de guerra, la propaganda y las proclamaciones inmediatas de vencedores.

En “Recordarán tu nombre” todo parte de un acontecimiento singular, de esos que no trascienden pero que pueden cambiar el curso de una guerra y de la Historia. El 19 de julio de 1936, en Barcelona, la sublevación militar parecía que se convertiría en un paso glorioso hacia el derrocamiento de la República. No obstante, los militares puestos en armas no consiguieron hacerse con el poder en la capital condal.

La Historia pasa de refilón por aspectos que parecen accesorios pero que realmente fueron muy relevantes en la derrota de los rebeldes. El general Aranguren, al frente de la Guardia Civil, se opuso al levantamiento del ejército. Con la oposición de Aranguren, la llegada desde Mallorca del general del ejército, Goded, no se tradujo en ese golpe de efecto para el triunfo final en Cataluña.

Aranguren arrastró consigo a otros cuerpos del ejército que lo secundaron en defensa de la República y en pocos días las revueltas acabaron en una victoria republicana.

Aranguren personificó al más héroe entre los héroes, aquel que se presenta rebelde ante una cadena de mando. Un héroe es aquel que supera sus miedos por defender lo que cree. Aragunren creía en la República como el sistema de gobierno legalmente constituído.

Era de ley que alguien pusiera negro sobre blanco no sólo lo que ocurrió esos días, sino el aspecto más personal que el autor ha buscado del personaje en cuestión. La ficción supera a la realidad, en este caso por dar a conocer lo que la realidad ha cubierto de olvido. Tal vez el título de la novela sea un gesto de admiración propia de Lorenzo Silva. Sería razonable, toda vez que inmerso en el conocimiento de su persona haya llegado a conocer sus más hondas motivaciones, sus convicciones para ir contracorriente en lo que se presagiaba una guerra perdida.

Ya puedes comprar Recordarán tu nombre, la última novela de Lorenzo Silva aquí:

2 Trackbacks / Pingbacks

  1. Banderas en la niebla, de Javier Reverte
  2. Perros que duermen, de Juan Madrid

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*