Lo que te diré cuando te vuelva a ver, de Albert Espinosa

5.00 avg. rating (94% score) - 1 vote

El más puro viaje iniciático es aquel que te mueve a conocerte a ti mismo. Si además puedes llegar a conocer lo que mueve a alguien que te acompaña en el viaje, la ruta se convierte en un satisfactorio plan trascendental, en una perfecta comunión vital.

Puede que, en el fondo, nuestras personas más queridas sean sólo extraños a los que desconocemos en esas circunstancias que nos exigen convertirnos en lo que realmente somos, más allá de nuestras rutinas y disfraces cotidianos. Puede que tampoco nos conozcamos a nosotros mismos en medio de unos círculos cerrados que definen nuestra existencia del día a día.

Albert Espinosa no habla de un viaje fácil con etapas bien marcadas. Caminar para conocernos y para conocer a quien nos acompaña requiere de una apertura total, de un compartir pasados y anhelos, de un transitar por la tristeza de las pérdidas y las añoranzas sin solución.

El mero hecho de compartir todo eso, lo bueno, lo malo, la esperanza y la melancolía deriva en el conocimiento integral. El proceso de conocimiento entre un padre y un hijo, su puesta en común de sus almas se convierte en el trasfondo de esta historia.

Pero Espinosa, además, sabe dotar de la acción necesaria, y de los argumentos precisos para que la trama avance, para que notemos a los personajes muy vivos, hasta empaparnos de sus perspectivas y emocionarnos enteramente con ellos, como si avanzáramos a su lado.

Ya puedes comprar Lo que te diré cuando te vuelva a ver, la última novela de Albert Espinosa, aquí:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*