Konets, de César Pérez Gellida

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

César Pérez Gellida ha sabido crear un universo propio basado en un estilo plenamente identificable en lo estético y en lo temático. La novela negra española encuentra en este autor un nuevo referente muy a considerar y con una capacidad creativa incontestable.

Olek es nuevamente el protagonista de esta entrega. En torno a sus particulares circunstancias se perfila una historia de ida y vuelta entre los motivos para el mal y las consecuencias de su conocimiento. El autor ha creado una especie de síntesis en esta nueva obra que de momento cierra un vasto universo que ha dado para dos trilogías, la secuela Khimera y el propio libro que nos atañe aquí.

La novela negra actual tiende en ocasiones a la frivolización del mal, de la capacidad de perversión del ser humano, de la liberación de todo filtro moral. Ante semejante escenario, al lector se le abre un espacio para la implicación ética en una frontera donde lo correcto y lo ominoso parecen un mismo hilo vencido aleatoriamente de un lado o del otro.

Las circunstancias mandan. Lo que Olek fue determina lo que puede llegar a ser. Lo que Olek desconoce de su pasado puede ser un legado marcado en sus genes. El conocimiento puede ser una nueva fuente hacia la autoconfirmación.

En la novela anterior Khimera, descubrimos al joven Olek, pero desconocimos el porqué su naturaleza tuvo una derivación hacia ese mal acuñado en su alma. En esta ocasión descubrimos la perspectiva completa. La adolescencia es la edad idónea para manifestar el encaje de la personalidad en el mundo. Un momento trascendental, a medio camino entre el aprendizaje y las pulsiones…

Y con el paso de los años, cuando en ocasiones no terminas de reconocer al humano en proyecto que fuistes, puedes buscar justificaciones o seguir dejando esa semilla crecer, en cualquiera de las ramificaciones a las que te conduzca.

Ya puedes comprar la novela Konets, el nuevo libro de César Pérez Gellida, aquí:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*