3 mejores libros de Kobo Abe

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

1924 – 1993

Considerando a Haruki Murakami como el gran escritor japonés que copa las listas actuales de los más vendidos en cualquier país del mundo, no hay que olvidar a otros grandes como Kawabata o el desconcertante Kobo Abe. Este último es, sin duda alguna, el más rupturista de la pléyade de autores nipones del siglo XX, fuente de la que seguramente bebió el propio Murakami para acabar sintetizando una narrativa del extremo oriente llena de nuevos matices…

Muchos refieren a este autor como el Kafka del sol naciente, seguramente por su inspiración surrealista. Pero más allá del símbolo literario de lo surreal, Kobo Abe supo aportar una revisión sociopolítica desde el prisma de lo individual.

Todo lo que no sea participar enteramente de los patrones morales supone una desviación peligrosa y alienante. Solo que Kobo Abe, integrante de una sociedad de patrones mucho más marcados todavía en un extensión formal, describe al individuo como alguien naturalmente alienado frente a esa línea de transito común.

Como novelista, Kobo Abe abundó sobremanera en esta idea por medio de personajes en transición entre lo encorsetado y lo liberador, con un reflejo finalmente onírico, un escape imaginativo y plagado de color solo que a su vez distorsionador y finalmente incluso desesperanzado en la idea última del ser humano como tendente a la realización personal.

Pero es que además, movido por su inquietud natural, Kobo Abe escribió poesía y se atrevió con el teatro, nuevos caminos para sondear esa misma idea del extrañamiento más existencial.

3 mejores libros de Kobo Abe:

  1. La mujer de la arena: La sensualidad abordada desde el imaginario nipón adquiere un regusto a exotismo e inmortalidad, como una secuencia de imágenes entre lo histriónico de la idea y lo hierático de la expresión. En esta novela conocemos el amor como una desventura en la que todo intento de inmortalidad se pierde una vez alcanzado el éxtasis de esa belleza imposible del instante. Y sin embargo hay algo de inmortalidad en el mero hecho de rozarla. La arena es una extensión de materia reducida a su mínima expresión, quizás una metáfora del polvo en el que nos convertimos, anhelando alcanzar una costa donde las olas arrastran con brío nuestros deseos. Una novela cargada de sensualidad como único horizonte sobre el que divisar la trascendencia de nuestras limitaciones.
  2. El rostro ajeno: Hay ciertas y sugerentes analogías entre esta novela y la película “La piel que habito”, aquella extraña y magnética película de Almodovar. Los subterfugios de la identidad del ser humano actual, la mascarada general desde la hipérbole narrativa. Reminiscencias innegables en ambos casos al doctor Jekyll y Mr. Hyde, de Robert Louis Stevenson. En suma, el argumento perfecto para el lucimiento de un autor convencido de la alienación como primera consecuencia del estilo de vida actual. Okuyama se somete a un plan para vivir bajo otro rostro una vez que el suyo ha quedado desfigurado después de un accidente. La propuesta de un psiquiatra ya invita a pensar en la concepción más interna de la propuesta, allí donde reside la identidad que forja la personalidad, y sus posibles vericuetos.
  3. Encuentros secretos: Una de las más singulares novelas de Abe, en ocasiones laberíntica en su lectura, desconcertante en su propuesta y distópica con un punto de evolución moral al servicio de lo científico. Una mujer es sacada de su hogar y llevada por una ambulancia bajo acuciantes y extravagantes premisas médicas. El marido se dedica a buscarla por hospitales delirantes en los que descubrimos escenas ciertamente extraidas de un sueño extraño pero a su vez cercano, como leído nada más despertar… Una novela que para mí abunda en la idea de los hospitales como lugares en los que quien busca su sanación se siente por momentos un animal atendido por seres asépticos en lo emocional, capaces, puestos a divagar, a abducir tu alma mientras te duermen para esa intervención definitiva.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.