3 mejores libros de Stephen King

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

Extenderme sobre mis motivos para considerar a Stephen King como el escritor que me marcó en mi eterna vocación por la escritura podría llevarme páginas y páginas de un gran libro. Haciendo un pequeño inciso sobre la selección de sus tres mejores novelas, me apetece señalar mi consideración subjetiva de que el paso de la lectura a la escritura se debe siempre a un punto inspirador exógeno, algo ajeno que te acaba conduciendo a contar historias.

En mi caso la idea de escribir mis propias historias surgió en gran medida conforme descubría los personajes que Stephen King creaba en sus novelas. Más allá de las temáticas de sus cientos de obras, (de terror en muchas ocasiones pero también de siniestros misterios en muchos otros), la elaboración de sus personajes, esa vida que rezuma entre las páginas, ese guiño constante hacia la empatía, hacia la interiorización absoluta de cada personaje, me parece algo excelso.

Pero centrándome en la idea de encumbrar sus tres obras maestrísimas, aparco todas esas ideas difusas y me pongo con ello.

  1. libro-la-zona-muerta
    Clic imagen para ver libro

    La zona muerta: De un accidente sufrido por el protagonista, John Smith, que lo mantuvo en coma durante años, descubrimos que en su transición entre vida y muerte regresa del coma con algún tipo de conexión activa con el futuro. Su cerebro, dañado en el golpe, alberga una mente que en su proximidad con el más allá ha regresado con extraordinarias capacidades de predicción. El personaje en cuestión, John, es un tipo cualquiera, alguien que después de verse abrazado por la muerte, tan solo quiere aprovechar los instantes de su vida. Entre la parcela más personal de un tipo anónimo que Stephen King te hace sentir muy cerano, como si pudieras ser tú, vamos aproximándonos a esa capacidad de predicción. John descifra el destino de las voluntades que estrechan su mano, o que lo rozan, su mente conecta con el futuro y presenta lo que va a acontecer. Gracias a esta capacidad sabe de un destino siniestro que los espera a todos si un político al que saluda alcanza el poder. Debe actuar de inmediato. Mientras tanto su vida sigue y enganchamos con el amor perdido, con las secuelas del accidente. John es un tipo muy humano que despierta gran emotividad. La conjunción de ese aspecto personal con la fantasía de su capacidad y la necesaria acción para evitar un futuro siniestro convierten la novela en algo especial. Fantasía, sí, pero con grandes dosis de un realismo fascinante.

  2. libro-22-11-63
    Clic imagen para ver libro

    22/11/63: Este libro ya lo reseñé particularmente. Rescato aquí parte de esa reseña: “el nombre de la novela es la fecha de un evento trascendental de la Historia mundial, el día del asesinato de Kennedy en Dallas. Mucho se ha escrito sobre el magnicidio, sobre posibilidades de que el acusado no fuera quien mató al presidente, sobre voluntades ocultas e intereses soterrados que buscaban quitar de en medio al presidente americano. King no se suma a las vertientes conspiranoicas que apuntan a causas y asesinos diferentes a lo que se djo en su momento. Él solo habla de un pequeño bar donde el protagonista suele tomar algún café. Hasta que un día su dueño le habla de algo extraño, de un lugar en la despensa por donde puede viajar al pasado.Suena a argumento extraño, peregrino ¿verdad? La gracia es que el bueno de Stephen hace perfectamente creible, a través de esa naturalidad narrativa, cualquier planteamiento de entrada. El protagonista acaba atravesando el umbral que lo conduce al pasado. Va y viene unas cuantas veces…, hasta que se plantea un objetivo final de sus viajes, intentar evitar el asesinato de Kennedy. Ya lo dijo Einstein, viajar en el tiempo es posible. Pero lo que no dijo el sabio científico es que los viajes en el tiempo cobran su factura, provoca consecuencias personales y generales. Lo atractivo de esta historia es conocer si Jacob Epping, el prota, consigue evitar el magnicidio y descubrir qué efectos tiene ese transitar de aquí para allá. Mientras tanto, con la singularidad narrativa de King, Jacob va descubriendo una nueva vida en ese pasado. Pasa por uno más y descubre que le gusta más ese Jacob que el del futuro. Pero el pasado en el que parece decidido a vivir sabe que él no pertenece a ese momento, y el tiempo es inmisericorde, también para los que viajan a través de él. ¿Qué será de Kennedy? ¿Qué será de Jacob? ¿Qué será del futuro?…

  3. libro-la-milla-verde
    Clic imagen para ver libro

    La milla verde: Seguramente esta historia sea más recordada por su película que por su libro. Pero, aunque la película está ejecutada de manera magistral, con una fidelidad y una integración en el guión increiblemente ajustada a la novela, siempre quedan aspectos que el cine no puede replicar. Sensaciones de la lectura, impresiones, escenarios imaginados en ese 3D de nuestro cerebro…La historia es narrada por Paul Edgecomb, residente de un asilo de ancianos, a Elaine Connelly, una de sus compañeras que vive allí. Él es un exfuncionario de prisiones encargado del Bloque E de la prisión de Cold Mountain, en el estado de Lousiana, el bloque de los condenados a muerte, que a diferencia de otras prisiones, no era llamada “La milla final“, sino que, debido a su piso de linóleo color lima deslucido, era apodado “La Milla Verde“.
    Cierto día llega al bloque un afroamericano de gran altura y estampa musculosa, llamado John Coffey, acusado de la violación y asesinato de las gemelas Cora y Kathe de doce años. Al principio todos lo creen culpable; pero, pronto, extraños sucesos tienen lugar. Coffey, además de ser un aparente discapacitado psíquico, resulta tener ciertos poderes de curación, los cuales se manifiestan por primera vez cuando cura a Paul de una infección urinaria que lo enloquecía. Coffey, tras cada curación, expulsa el mal de su cuerpo vomitándolo en forma de insectos semejantes a polillas negras que van tornándose blancas hasta desaparecer.

Pese a mi reconocimiento inmenso hacia toda la obra de este autor, estos tres son sin género de duda para mí, esos tres libros imprescindibles de Stephen King. Estoy seguro que la lectura de cualquiera de ellos conseguiría sumar un acérrimo lector. ¡Larga vida a Stephen King!

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*