3 mejores libros de Sylvia Day

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

Que la literatura de género romántico, y sus estribaciones más eróticas, es una fuente inagotable de novedades, nadie lo pone en duda. Desde Danielle Steel hasta E. L. James, o desde Megan Maxwell hasta Nora Roberts o J.R. Ward.

Pero el caso de Sylvia Day es el de una escritora que combina magistralmente lo romántico con lo erótico. Porque nada más romántico que un buen polvo con esa persona admirada y atraída como un imán polarizado por un deseo tan magnético como enloquecedor.

Una buena forma de acercarse a Sylvia y dejarse llevar por sus narraciones del amor más abrasador puede ser hacerse con este volumen sobre su saga Crossfire, un pack muy completo a un precio muy interesante:

La llegada de Sylvia a la literatura se produce por medio de un salto abismal desde su anterior ocupación en el ejército (en funciones de traductora para los servicios de inteligencia, nada menos), hasta estas lides de la narrativa de pasiones románticas.

Actualmente esta autora se dedica enteramente a su desempeño literario, alcanzando niveles de superventas en cada nueva publicación y, sobre todo, sorprendiendo a los lectores con sagas que abordan lo apasionado y lo provocativo de un amor espoleado en lo carnal e idealizado en lo espiritual, un equilibrio diabólico que Sylvia Day consigue de manera magistral.

3 mejores libros de Sylvia Day:

  1. Reflejada en tí: El tópico de que segundas partes nunca fueron buenas se rompe una vez más con esta segunda entrega de la saga Crossfire. Y es que en el amor los reencuentros pueden ser lo mejor. Aunque, ciertamente, en esta continuación más que una segunda oportunidad para Eva y Gideon, se trata de una trama sobre si el amor se puede seguir sustentando en la pasión para dos almas que navegan entre la tentación y el entendimiento, para dos almas que también andan en plena mudanza de piel tras pasados en los que se dejaron jirones de la piel. Eva y Gideón son un reflejo como indica la novela, un destello de luz nacida de sus orgasmos compartidos. Y sin embargo no siempre se lleva bien eso de compartir el cielo del instante y la sobria realidad…
  2. Relaciones escandalosas: El relato tiene siempre la fuerza de lo breve, la capacidad para lanzar un mensaje que trate de dejar posos. La narrativa erótica también puede jugar a esa doble sugestión. La que naturalmente le corresponde por lo que de pasional se trata y la que puede derivar de tratar de completar el antes y el después de esa narración que acaba flotando como un instante de vida de sus personajes. En este volumen encontramos tres relatos que demuestran la calidad de Sylvia también en lo breve. Placeres Robados, La apuesta de Lucien y Su loca existencia nos conducen por lo inexorable de las pulsiones amatorias y por el reclamo irrenunciable de las almas que finalmente se reclaman como partes de un mismo destino.
  3. De carne y hueso: El amor puede adquirir tintes épicos, más aún si la ambientación de la narración nos conduce a uno de esos escenarios de palacios y reinos, de nobles y soldados, de conquistas de toda índole. Sapphire es una experta en artes amatorias que consigue ganarse su libertad. Wulfric es un príncipe pendenciero y ambicioso. La unión de ambos supone un encuentro explosivo donde parece que el deseo, tras alcanzar cotas máximas de satisfacción, quedará apaciguado para que cada cual retome su camino. Pero se puede acabar amando el deseo, sentir que el calor de la otra persona es imprescindible para seguir viviendo. La pasión de Wulfric y de Sapphire puede desembocar en su propia destrucción, su atracción puede acabar derivando en un choque de consecuencias devastadoras.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.