Un libro de mártires americanos, de Joyce Carol Oates

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

La doble moral es fruto de una capacidad mental para desdoblar la realidad a gusto del consumidor. O sea vivir en una enorme contradicción o en una gigantesta falta de escrúpulos. Estados Unidos es un país representativo de la doble moral, instaurada entre su población como el más grande de los sofismas. Un estadounidense ama su sistema social, ferozmente capitalista, por sus ansias de prosperar en él, pero también lo detesta y maldice sus cimientos con misma intensidad cuando cada noche descubre que no ha conseguido trepar un ápice.

Solo es un ejemplo, pero resulta básico para entender de lo que es capaz un norteamericano respecto a su conciencia y su percepción oportunista de la realidad. Claro está que no todo el mundo se mueve bajo esa dinámica. Naturalmente, una gran parte de la población de un país, en el fondo debe ser lo suficientemente inteligente, crítica y consecuente para descubrir esa nefasta contradicción, al menos en sus más duras interpretaciones.

El tema del aborto enfrentado a la pena de muerte es un claro paradigma, si bien no tan habitual, si prolífico en cuanto trasciende un nuevo caso. La conciencia capaz de albergar la idea del aborto como un asesinato y que a su vez acepta la pena de muerte como una condena del sistema judicial, ha sucumbido a la más extrema de las contradicciones.

Luther Dunphy asesina a un médico abortista: Augustus Voorhees. Luther pagó con muerte a quien entendía que infringía muerte. Justicia de cosecha propia propiciada por esa doble moral.

Sin embargo, esta historia se mueve más en el terreno de las consecuencias colaterales de la devastadora doble moral. Porque en seguida nos acercamos a la vida de las hijas de Luther y Augustus. Dawn Dunphy llega a ser una reconocida boxeadora mientras que Naomi Voorhees busca su espacio como directora de cine. Las dos actúan con la pesada carga que supone las herencias emocionales de sus padres.

Lo ideal sería pensar en una reconciliación, una suerte de encuentro expiatorio y reconciliador. Pero  de entrada ambas mujeres siguen mostrándose muy alejadas, pese a que la vida se empeña en plantarlas frente a frente.

De semejante encuentro puede surgir el escenario más insospechado. Conflictos internos, asunción de culpa, deseo de venganza…, y una posible transformación de todo esa amalgama de sensaciones y sentimientos en una brizna de esperanza que pudiera iluminar el conflicto social, tal vez solo superable en esa parcela de la experiencia vital compartida.

Ya puedes comprar la novela Un libro de mártires americanos, el nuevo libro de Joyce Carol Oates, aquí:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*